Toda la información de los actores argentinos
Nuestros Actores
Carla Crespo




"Hay que hacer psicoanálisis, porque si sos un neurótico no podés ser actor"



Por Silvina Herrera

Pararse sobre un escenario a narrar su propia historia personal pero intervenida por la representación es el desafío de Carla Crespo y de otros cinco actores que van en busca de las biografías de sus padres en Mi vida después, la obra de Lola Arias que se reestrena esta noche, luego de realizar una gira por toda Europa.

Los testimonios íntimos y reales de los actores se cruzan con el momento político de los setentas, cuando miles de jóvenes nacían mientras sus padres eran asesinados o secuestrados por la dictadura más sangrienta que tuvo la Argentina. Carla cuenta a través de material documental la vida de su padre, Carlos Crespo, sargento del ERP desaparecido en el ataque al Depósito de Arsenales Domingo Viejobueno, de Monte Chingolo.

"Tenía la fantasía de hacer algo relacionado con ese tema y no entiendo por qué no había pasado antes. Pero imaginaba algo ficcional, no documental. Contarlo yo sola de manera documental no me hubiera atrevido y no lo hubiese podido hacer. Y cuando se reunió el grupo fue ideal, por las historias y por las personas. Tuvimos una conexión perfecta, un sostén y una empatía", asegura la actriz.

Además de su historia, la obra se detiene en la vida Vanina Falco, la hermana de crianza del legislador Juan Cabandié, que creció con un padre apropiador. Sobre el escenario se intercalan historias comunes desde el tiempo y espacio, pero diferentes desde lo personal. Carla explica: "Algunas descripciones se complementan. Siento que la historia de Vanina es bastante opuesta a la mía. Y después hay otras que fugan un poco más y eso le da otra posibilidad de lectura a las historias más densas, que es muy necesario. Con el correr de las funciones me di cuenta que esos relatos le permitían una respiración a la obra que sino no iba a tener, porque eran todas historias traumáticas. No es una obra sobre la dictadura, es bastante más amplia. Es más sobre el país en ese periodo, con posturas que no fueron las más neutrales".

Carla admite que aunque no haya sido el objetivo primordial de la puesta en escena, la obra tiene un trasfondo de compromiso político que no intenta disimular. "Lola, la autora, nació en el 76, y en un punto contar una historia con compromiso era la necesidad de una generación. Pero igual no es algo que les pasa a todos. Ahora con el Mundial me la paso viendo referencias al Mundial del 78 sin ningún tipo de contexto, se hace un recorte, salimos campeones y listo. Entonces es político, porque no es una necesidad que tienen todos. Me hizo muy bien participar de un proyecto así, me movilizó a nivel personal, me dio la posibilidad de compartirlo. Me relajó un poco con el tema", afirma.

Mi vida después está en constante movimiento, se actualiza según se transforma la vida real. Hace pocas semanas se realizó un ADN para compararlo con un cuerpo encontrado como NN y Vanina por fin pudo declarar contra su padre, dos hechos que la obra incorporó.

La actriz había participado hace unos años en Re genias, una pieza testimonial que repasaba la vida de ella y su amiga Tatiana Saphir a través de sus diarios íntimos reales. Lo autobiográfico aparece como un nuevo modo de narrar historias, que ya no están alejadas de la persona real y que implica tomar distancia de uno mismo para poder trasformar la persona en personaje. Carla indica: "Hay una tendencia escénica mundial que tiene que ver con el trabajo con el material documental para volverlo escénico. También hay mucho documental ficcional en cine. Por más que el personaje sea yo y tenga mi nombre, es interpretativo, se está representado. A veces hay un prejuicio con eso, como si no implicara actuar y ponerse en escena es actuar. Hay mucho teatro documental con 'no actores', pero nosotros somos actores. Acá hay que concentrarse para no llorar. Para distanciarse fue alucinante el trabajo de intérprete, un gran aprendizaje".

Actuar para vivir. Carla Crespo tiene una larga trayectoria en el teatro independiente y también hizo cine y televisión. Su último papel fue en la premiada telenovela Vidas robadas, en 2008. Asegura que los tres géneros le interesan y que siempre está en la búsqueda de nuevos desafíos.

—¿El teatro es el lugar donde más cómoda te sentis?
—Yo empecé haciendo teatro, pero hice varias películas independientes. También hice televisión hace un par de años y me sentí muy cómoda, pero hay mucho prejuicio con los actores de teatro. La televisión te da un registro más amplio y menos acotado. Tele no veo, el teatro me gusta no sólo como actriz, me gusta mucho ir a ver, es como mi comunidad, pero eso no quiere decir que sea exclusivamente de teatro.

—En cine trascendió mucho tu papel en Tan de repente, que tuvo mucho éxito en Europa. ¿Cómo lo recordás?
—Sí, tuvo más éxito en Europa que acá. Sentó un referente en relación a nosotras, pero fue algo independiente. Me gustaría hacer más cine. No soy una actriz famosa, pero hice trabajos que me encantaron y me dieron mucha felicidad, me hicieron crecer, conocer gente, viajar. Quiero seguir haciendo trabajos interesantes.

—¿Cómo te definirías como actriz?
—Me siento en proceso de aprendizaje, de entrega. Nunca descarto estudiar actuación. Me gustan varias cosas, estudio danza, estudié música. Lo mejor es hacer lo que nos gusta, aunque sea difícil. Hice un curso pre adolescente y después de un año decidí nunca más dejar de actuar. Ser actriz implicaba placer, pero también inseguridad. Es todo muy progresivo, tiene que ver con mi constancia, a veces me gustaría que los procesos sean más acelerados. Hay que hacer psicoanálisis, porque si sos un neurótico no podés ser actor. Si la mirada del otro te aplasta no podés. Además hago otras cosas, como publicidad, y soy DJ, paso música en fiestas privadas.

  • INFO
    Mi vida después
    se repone este sábado 12 de junio en La Carpintería (Jean Jaures 858, Ciudad de Buenos Aires). Podrá verse todos los sábados a las 21 y los domingos a las 20.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Get Adobe Flash player

CINE

TEVE

TEATRO